Una vegana en París

Una pizzería, chocolaterías parisinas apta para veganos…Y los terribles atentados. Desde que tengo uso de razón me ha gustado viajar. Soy de las personas que piensan que viajar te enriquece emocional e intelectualmente como ninguna otra actividad. Recuerdo viajar kilómetros y kilómetros – con las noventeras canciones de mi padre sonando – y no cansarme nunca de esa sensación. Ese frío matutino que te despierta de un sopapo, pero que te emociona. Toda mi vida me ha encantado esa maravillosa sensación de estar viva, esa que te viene el día anterior, ese incomputable cálculo de…