Veggie World Barcelona: abarrotando una plaza de toros


Nunca pensé que fuera a decir esto, pero… ¿Sabéis que el otro día estuve en una plaza de toros? Pues no lo vais a creer, pero estaba repleta de gente maravillosa que lucha por los derechos de los animales.

Resulta que el 1 y 2 de Abril llegó a España uno de los festivales veganos más importantes de Europa: el Veggie World. Sé que a muchos os dará completamente igual pensar en ferias o eventos, y que probablemente nunca hayáis asistido a este tipo de encuentros. Pero como personas activas y luchadoras por el bien de los animales, esto es algo que debe alegrarnos profundamente.

Veggie World: un evento no solo para veganos.

Recordemos que las plazas de toros son y han sido el círculo de la muerte y tortura de toros, vaquillas y caballos durante años. Uno de los muchos golpes a los derechos de los animales que se escuda en tradición Española. Pero, de golpe, las Arenas de Barcelona pasó de ser un símbolo de tortura a acoger miles de personas interesadas en un futuro libre de explotación animal. Así, tan de repente, la plaza se llenó de otra forma de cultura y educación, una en la que sí tienen cabida el derecho a un vida digna para ellos. 

Fueron más de 5.000 personas las que entraron este pasado fin de semana en la cúpula del C.C Las Arenas de Barcelona con la intención de estar presentes en charlas por la defensa activa de la libertad animal, y os puedo asegurar que una buena parte de ellas no eran vegetarianas/veganas, y eso es maravilloso. ¿Por qué? os preguntaréis. Pues por lo evidente. Este tipo de eventos no sólo busca reunir veganos, confío en que realmente su objetivo es ofrecer información al público para que tenga un conocimiento más cercano y real sobre la industria ganadera y la situación de los animales a nivel mundial. Siempre he creído que la información y el conocimiento es el motor del cambio en el mundo.

Y que no os confunda el nombre, pese a ser “veggie” el evento fue 100% vegano.

 

Comida vegana, charlas y realidad virtual en una plaza de toros.

Nos reunimos a las 9:45 de la mañana del sábado 1 de Abril para un encuentro entre Bloggers y organizadores. Para nuestra sorpresa, Zaraida de Vegetart nos había preparado un impresionante desayuno que combinaba dulce y salado y que era imposible dejar de mirar. Croquetas, bizcochos, empanadillas y zumos. Recuerdo que pensé en lo maravilloso que resultaba empezar así el día, rodeada de gente increíble y comida asombrosa.

Fotos para redes sociales, algún vídeo y comida para arriba y abajo. Con los últimos preparativos listos, dieron las 10:00 a.m y por fin, la cúpula abrió sus puertas.

De izquierda a derecha: Jessica y Carla (Reinas y Repollos), Gabriela (Dulce Vegana), No Sólo Tofu, Marta (Mi dieta Vegana), Cristina Rodrigo (ProVeg), Carla Bruna, Arantza (Cómo ser vegano) con Lyra (Salud Vegana), Victoria (Nutrition is the New Black), Jenny (Mis Recetas Veganas), Gloria (La Gloria Vegana) y Kate (Salud Vegana).

Creo que nunca olvidaré cómo en apenas 15 minutos (en lo que terminamos de recoger el desayuno) la zona de charlas y showcookings se llenó, y no porque fuera pequeña. No había sillas libres, no había espacio en el suelo, no había dónde ponerse de pie. Una escena que se repitió ambos días durante todas las charlas.

Más de 100 personas habían llenado la zona de exposición unos 20 minutos antes de que comenzase la charla de presentación de mi querida compañera Cristina Rodrigo de proveg: “¿Por qué nuestro futuro es vegano?”.

No había pasado ni 10 minutos y ya se había expuesto la necesidad de respetar el derecho a la vida de los animales a una vida digna. Y ese es justo el enfoque que yo esperaba de una feria así. Se hablaron también de otro tipo de daños colaterales, como de la repercusión del consumo de carne en el medioambiente. Luego: aplausos y más aplausos.

Fue entonces cuando decidí dar una vuelta por los más de 70 stands. Hamburguesas, Gofres, Durums, Cerveza, Helados, Cosmética, Revistas, Libros, Camisetas de santuarios,…Muchas marcas conocidas: Slowly Veggie, Taula verda, Calabizo, Cerveza Veer, … Y un stand que no pudo dejarme indiferente: el stand de Igualdad Animal, que se situaba justo al lado de la zona de charlas y que generaba una cola enorme. Paré a mirar con detenimiento qué era lo que ofrecían y entendí todo.

Las gafas de realidad virtual para vivir dentro de un matadero

Igualdad Animal estaba presentando su nueva tecnología que busca sensibilizar por un nuevo camino: las gafas de realidad virtual llamadas “iAnimal”. Tal y como presentaron en la charla del domingo, esta tecnología es resultado de más de 1 año de grabación en los horrores de un matadero, en la que vives una experiencia nueva y completa, con una gran transformación en la empatía de la gente. Que grandes resultados.

iAnimal. Fotografía por Veggie World.

Pude ver como los más valientes y/o curiosos hacían cola para probar las gafas, en la que podías escuchar y ver en 360 grados la realidad detrás de las paredes de un matadero.  No os expondré lo que ahí se podía ver. Yo no quise ni probarlo, pues tuve suficiente con el trailer que proyectaron. Pero sinceramente creo que esta es una herramienta impresionante que seguro que sensibilizará a una gran cantidad de gente.

Nutrición y cocina como forma de activismo

Continuaba el sábado y continuaban las charlas, como la maravillosa exposición que hizo mi compañera dietista Arantza Muñoz: “Alimentarse de forma vegana sin comerse el coco”, 45 minutos sobre lo fácil que es ser vegano y nutrirse correctamente, con un repaso por la proteína vegetal, la cantidad de frutas y verduras, por el Omega 3, los productos de temporada y los alimentos de calidad.

Salí fuera al encuentro con mi querida amiga y fotógrafa Raquel Olivera, que tuvo la suerte de llegar a tiempo y poder entrar. Faltaban 15 minutos para empezar mi show y me comunicaron que habían cerrado la entrada porque el aforo estaba completo. La gente estaba haciendo cola mientras llovía a lo grande. Yo me quedé sin palabras. Menuda tensión.

Llegaron las 17:30h de la tarde y me tocó a mi. Amigos y familia a la izquierda, y enfrente de mí tanta gente como nunca había tenido delante mirándome. Micrófono y delantal puesto, cociné para esas más de 100 personas que vinieron a curiosear la tarta crudivegana helada de fresa y vainilla del número 4 de Slowly Veggie.

Veggie World Barcelona: Mis Recetas Veganas

Veggie World Barcelona. Fotografía por Raquel Olivera.

Pese a que siempre hay un poco de tensión en el ambiente, resulta ser una experiencia maravillosa. El público se terminó la tarta helada y yo contenta y por fin relajada. Aún a día de hoy me siento demasiado agradecida por ese cariño que recibo. Me cuesta entenderlo.

Dulces veganos, kebabs y hamburguesas.

Hora de comer algo. Los pasillos seguían a rebosar y era demasiado complicado acercarse a los stands. Colas para comer de más de 30 minutos para probar los famosos kebabs de seitán, las mesas repletas y los pasillos impenetrables.

Mesas de comida en el Veggie World.

Stands en el Veggie World.

Me dirigí a The Cookies Company y arrasé con un gofre vegano con sirope de fresa, seguido por un helado de aguacate impresionante de la heladería Gelaaati di Marco. Sí, lo sé,  menudo subidón de azúcar.

Gofre vegano con sirope de fresa en el Veggie World.

Helado vegano de Aguacate en el Veggie World.

Contenta, feliz, satisfecha y rebosante de amor, me fui a mi casa con el cierre de la feria.

Todas las entradas vendidas por dos días consecutivos.

Llegó el 2 de Abril y yo pensaba que al ser domingo la afluencia de gente sería menor, pero no fue así. Contra todo pronóstico, desde primera hora la feria se volvió a llenar haciendo de los shows del día un éxito rotundo.

Algunas de las charlas dejaron momentos muy emotivos. El hogar Pro Vegan habló sobre los casos de maltrato con los que lidian en el santuario e Igualdad Animal expuso el trailer de sus gafas de realidad virtual. Más de una lágrima cayó. La gente se llevaba las manos a la cara. El silencio era rotundo.

Panorámica de la charla de Igualdad Animal.

A lo largo de ese día estuvieron también estuvieron Reinas y Repollos, Marta de Mi Dieta Vegana (de la que os hice un directo en Facebook), Toni Rodríguez con su alta repostería vegana y Vegaffinity.

Las charlas tan multitudinarias como el día anterior y las colas para comer volvían a ser de más de 30 minutos en algunos stands. El Veggie World de Barcelona cerró siendo un absoluto éxito. Fue una hermosa demostración de cómo el veganismo sí es el futuro, como cada vez la gente tiene más interés por reducir el impacto que genera sobre el mundo.

Desde aquí, dos días después, sólo puedo dar las gracias a todos los que vinisteis, a las organizadoras y a los que dedicasteis unos minutos de vuestra vida a hablar conmigo. Es una sensación a la que no me acostumbro y que nunca me deja indiferente.

Contra viento y marea, el veganismo ha llegado a Barcelona para quedarse. Amigos, amigas, poneos en pie…Que aún queda esperanza.

 

Jenny
Una vegana por el mundo

Diseñadora trabajando en Barcelona y chef frustrada en mi casa. Enamorada de mis perros. Viajar es la segunda cosa que más me gusta de esta vida.

Coméntanos si te apetece

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *